MANDARINAS SATSUMA DE HUARAL LLEGAN A JAPÓN

HUARAL. – Tras una década de gestiones las mandarinas de la variedad Satsuma partieron a Japón. Se espera que el primer contenedor llegue a un potencial mercado de 126 millones de consumidores.

Este cítrico es una variedad japonesa traída con fines de producción, que se aclimató a las tierras peruanas y ahora está lista para ser exportada a su país de origen. Las autoridades niponas reciben con agrado y beneplácito este producto.

El procedimiento de exportación se inició a las ocho de la mañana, cuando técnicos del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), certificaron el contenedor con 22,800 kilos de mandarinas, colocaron los precintos de seguridad, que evitan la manipulación del contenido durante el viaje y testifican que su carga cumple con los estándares internacionales de inocuidad alimentaria y se encuentra libre de plagas y enfermedades cuarentenarias.

El envío se realizó acorde al plan de trabajo firmado el 2018 entre el Perú y Japón, el cual establece el protocolo a cumplir, que exige que la carga debe viajar con tratamiento de frío durante la travesía, por lo que el contenedor es autorefrigerado hasta el país de destino.

El Senasa realizó las investigaciones necesarias para que esta condición no afecte la calidad de la fruta, ventaja importante para el envío de frutos frescos por vía marítima a lugares lejanos como es el continente asiático.

Las mandarinas Satsuma iniciaron su cultivo en el Perú, en el año 1940 cuando unos inmigrantes japoneses las trajeron con ellos desde su país, y se están exportando a países como Inglaterra.
En el presente año denominado como el “Año de la Amistad Peruano Japonesa”, se realizarán diversas actividades conmemorativas en ambos países. Coincidentemente las mandarinas Satsuma están retornando a su lugar de origen después de casi 80 años.