¡Qué rico se come en Huacho!

Huevos y yuca con salchicha huachana

Huevos y yuca con salchicha huachana preparado por Gastón Acurio

Por: Ruth Robles Romero

Si las ciudades se transforman, cambian y se configuran, entonces el mundo virtual es avasallador. Si la ciudad es un escenario de lenguaje, sueños, imágenes, plazuelas, monumentos y variadas fuentes de información. Huacho, es la imagen de un mundo, pero también es el mundo de una imagen que se va construyendo  lenta y colectivamente  y se vuelve a construir. Solo para aclarar, en la  construcción conceptual de lo imaginario, se contempla todo aquello que se estructura a partir de lo real y de las prácticas sociales (Vergara, 2001:5). Imaginemos a un Huacho gastronómico simbolizado en una imagen, transformado en el transcurrir del tiempo desde 1571 hasta la actualidad. Es probable que usted responda que Huacho podría ser simbolizado con una salchicha, una naranja agria, la campiña, el ceviche de pato, las chapanitas, el maní sancochado, su cebiche de pescado, un desayuno huachano o uno campiñero. O quizás con un exquisito potaje de Gastón Acurio a base a nuestros ingredientes y fusionados en platos gourmet.

Los restaurantes de Huacho y Santa María, reemplazan el limón por la naranja agria. La naranja agria es cosechada en diversos huertos del distrito de Santa María. El sumo de este cítrico con sabor agridulce al combinarse con el arnaucho (un pequeño ají también del lugar) genera un extraordinario sabor. Lo lamentable es la escacez del producto cítrico.

En un reciente reportaje de Frecuencia Latina observamos un preparado de la sopa huachana con naranja agria preparada por Mercedes Torres quien nos deja esta frase: Quien ahora come la sopa huachana, y no tiene hijos, va a tener mellizos. Se le pregunta por qué? Ella responde: Imagínese, este es un concentrado bien fuerte, tiene salchicha, carne de chancho, gallina, carne de pava, y todas las frutas que lleva, es potente. Se le agrega el pan para espesar y no olvidemos que se cocina en leña.

Otro punto aparte e indudablemente imaginario es la salchicha huachana, un producto gastronómico que ha sido simbolizado en algún medio virtual, llamado “Salchicha Picante Huacho” y en la red social twitter ya causó furor. Aquí algunos ejemplos:

renatodelgado ‏@renatodeperu : un desayunito con salchicha de huacho  que ricoooo

The Joker ‏@joker1186: Va por su salchicha RT @javalos_: A huacho nos vamos 🙂 (@ Terminal Plaza Norte)

Rafael Piqueras ‏@rafaelpiqueras: Calamares rellenos de salchicha de Huacho con lentejas en su tinta http://campl.us/nCmv 

p10502232

Simón Kian, es uno de los representantes más valorados de la ciudad  y conserva intacta la receta tradicional de la famosísima Salchicha Huachana preparada por su familia desde 1950, es decir más de 60 años de vasta experiencia culinaria. Don Kian nos representa en cada evento nacional como Mistura, compartiendo los sabores de la salchicha con cuanto comensal se interese por el delirante sabor.

Tanto la salchicha de Huacho como la naranja agria ya forman parte de nuestra historia. Nuestro imaginario gastronómico se va enriqueciendo desde ese sus inicios y nos pertenece. Hace  muchos años Ricardo Palma también hizo presente a este pueblo y su riqueza culinaria con  nuestra salchicha. Pongamos atención, estamos hablando de los años 1800, año que data la publicación de las Tradiciones Peruanas.

Hago hincapié el recordatorio de un veterano amigo cuando me contaba a manera de tradición oral  que había un spot de radio en la voz del Carreta Jorge Pérez, en la  década del 70 – la década de mi nacimiento- en Radio América en los 1010 de la Amplitud Modulada, difundía así al restaurante huachano Jardín de Luriama: “Compadre yo soy de Huacho, tierra de Don Dionicio el Cigarrero, donde se amarraba con salchicha al perro, donde San Martín proclamó la Libertad, dicen que los Huachanos son de la cría y los ricos potajes de la región en el Jardín de Luriama de Don Polo Samanamud, no crea usted compadre, que barbaridad, lo que pasa es que tienen envidia porque no hay otra tierra como la mía”.

Escribir sobre la variada gastronomía de la hospitalaria ciudad nos motiva imaginarla de un modo variado, sin embargo, sería bueno conocer la opinión de nuestros lectores y comensales. Mientras tanto, me retiro imaginando al cerrar este artículo premiarme con un delicioso pan con salchicha.

#gastronomia