Conversatorio Empresarial MYPE: “La Micro y Pequeña Empresa en la Región Lima: Realidad y Perspectivas de Desarrollo”

HUACHO.- La Asociación de Micro y Pequeños Empresarios de la Provincia de Huaura en coordinación con la Dirección Regional de Producción del Gobierno Regional de Lima, invitan a las organizaciones empresariales, a las asociaciones de comerciantes, de panificadores, de artesanos, de pescadores artesanales, de productores agropecuarios, de vino y pisco, a los empresarios de los sectores de la manufactura, de la industria, de los servicios, del comercio, del sector agrario y otros y al público en general a participar del Conversatorio Empresarial MYPE: “La Micro y Pequeña Empresa en la Región Lima: Realidad y Perspectivas de Desarrollo” a realizarse el día miércoles 7 de Marzo del pte año a horas 6.30 p.m. en la Casa de la Cultura de Huacho (calle Mariscal Castilla Nº 181 – Huacho) .

Participaràn como ponentes el Lic. Manuel Díaz Carrillo –Director de Producción-, el Ing. Víctor Silva Toledo –Colegio de Ingenieros del Perú-, el Ing. José Pichilingue Velásquez –ASMIPE-Huaura- y el Economista Oscar Murgueytio –Consultor Empresarial.

Este conversatorio tiene como objetivo intercambiar opiniones, experiencias y propuestas sobre la realidad de las MYPE de la región Lima y sus perspectivas de Desarrollo y elaborar una Plataforma para el Desarrollo y la Competitividad de la MYPE de la Región Lima que serán presentado al Gobierno Regional de Lima, el Ministerio de la Producción y el Congreso de la Repùblica.

5 comentarios sobre “Conversatorio Empresarial MYPE: “La Micro y Pequeña Empresa en la Región Lima: Realidad y Perspectivas de Desarrollo”

  1. Gracias por la invitación pero soy alérgico al trabajo.
    El trabajar se lo dejo todo al buey porque el trabajo lo hizo Dios como castigo;
    aquí me quedo frente al malecón Roca disfrutando del sol, de la inigualable brisa del mar, del vino Barzola, de la pizza Napolitana, de la hermosa vista de las embarcaciones que se mecen en las azules aguas y de la tanga roja que con las justas envuelve a esa chibola.

    Me gusta

  2. Estimado Sr. Negrito del Batey:
    Asumo que Ud. ha de ser un jubilado con libre disponibilidad de tiempo.
    En esta época el no trabajar es un placer reservado para la tercera edad, siempre y cuando haya el respaldo de una renta ó capital, lo cual no siempre es posible conjugar.
    Pero envidio su buen humor y su gusto por las buenas cosas; a quien no le agradaría disfrutar
    permanentemente de la bahía de Huacho adornada por las multicolores embarcaciones pesqueras y las aves marinas que alegran con su presencia este hermoso Mar de Grau que tiene sobre el cerro que lo cerca la vista del templo de Manzanares con su Cruz apuntando al cielo como elevando una oración mientras en el horizonte un sol radiante dibuja sobre las aguas una estela de oro hacia uno.
    Pero hay algo que le sugiero tenga a bien tener en cuenta: se disfruta más frente al mar de un riquísimo cebiche huachano que de una pizza napolitana y se hace más agradable el momento al disfrutarlo con las notas musicales de la canción Huacho Querido en vez del hermoso son cubano que lleva su nombre.

    Me gusta

  3. Estimada Capital del Cielo:
    También asumo que Ud. ha de ser huachana por las preferencias gastronómicas y musicales que manifiesta.
    En realidad no poseo renta ni capital alguno aunque soy jubilado de la Ley 19990 y lo que devengo es tan escaso que sería exagerado llamarlo renta; en realidad si no fuera por Dios y la buena voluntad de uno que otro familiar pasaría preocupaciones por subsistir el día a día.
    Créame respetable Capital del Cielo que hace muchos años, tantos que ya no recuerdo cuántos, estando arrodillado ante el altar de la Iglesia de La Merced, le prometí al Santísimo subir a resanar las grietas que los temblores causaron en la torre izquierda de la Iglesia. Estando por cuenta y riesgo propio en semejante tarea, la cuerda que me sujetaba se desamarró por culpa del maligno y rodé y perdí el conocimiento mientras caía. Al despertar no había sufrido daño ninguno y no sentía ningún dolor ni malestar. Presto corrí al altar a agradecer al Señor por haberme salvado de tan grande caída y escuché una voz dentro de mi ser que dijo: ” Porque te ofreciste a arreglar mi casa, pide lo que necesites”. Sin pensarlo respondí lo que salió de mi corazón:”Señor no me preocupa tener el sol y la luna, ni los frutos del campo ni la salud de este cuerpo que te pertenece y vivirá hasta que Tu lo determines; yo lo que quiero es que me quites la maldición de tener que trabajar para conseguir mi sustento”.
    Hoy tengo 84 años y en aquel entonces tal vez 22 y nunca más tuve que trabajar para pagar mi manutención en este mundo.
    “¡Viejito vagoneta!” pensaría equivocadamente cualquiera; sí he trabajado de muchas cosas pero no para mí, sino para ayudar a otros. A mí me mantuvo siempre Dios.
    Por eso querida Capital del Cielo sigue el consejo de este viejo que sabe más que los conejos y que te aconseja que cuando ores y pidas, no repitas como de carretilla sino que digas Amén luego de haber escuchado al Señor decir “Si” a tu pedido.
    Luego del “Si” di Amén y despreocúpate que El cumplirá tu petición.
    A propósito estimada Capital del Cielo, este Jueves 08 de Marzo estaré como siempre en verano debajo de mi sombrero jipijapa y apoyado en mi bastón contemplando el atardecer en el 2do piso del Centro Comercial Plaza del Sol y si me permite disfrutar de su compañía quisiera convidarle el ceviche huachano asentado tal vez con un tinterito pisquero y disfrutar con Ud. de una sana conversación, de la calma del mar, de la gama de colores que en el horizonte los rayos del sol pintan en las nubes y del tema musical Huacho en mi Corazón que me atreveré a cantar con mi temblorosa pero entonada voz.
    Sé que a mi oración Dios dirá “Si” previo a mi Amén y que tendremos el gusto de conocernos.
    Su S.S.
    El Negrito del Batey.

    Me gusta

  4. Hoy, a las 2.30 de la tarde del Jueves 08 de Marzo llegando al Centro Comercial Plaza Sol, he coincidido al momento de bajarnos del taxi con una señorita que sonriente me ha quedado mirando fijamente; “¿Capital del Cielo?” pregunté , a lo cual ella ha reído y ampliado una magnífica sonrisa.
    “Sí, mucho gusto señor “¿Negrito del Batey?” -ha dicho y sonreído graciosamente.
    Mirándonos largamente a los ojos como disfrutando de tan exquisito momento, dije: “nunca hubiera apostado a que usted aceptaría venir hoy aquí, aunque le soy sincero que lo pensé y le pedí a la vida me diera esta oportunidad de conocerla personalmente”.
    Ella ha sonreído aún más, embelleciendo las facciones de un bello y bien conservado rostro, ha extendido su mano hacia la mía y apretándola entre las suyas ha dicho: “Aunque solo tengo 30 minutos disponibles porque he de viajar con urgencia a Arequipa ¿cómo iba a perder la oportunidad de conocer a tan caballeroso señor “El Negrito del Batey?”
    Diré que han sido los 30 minutos más agradables de los últimos años de mi vida; ni le pregunté su nombre de pila ni preguntó el mío; caminamos en silencio degustando ella un “Macchupicchu” de chocolate con manjar y canela, mientras yo y su pequeña acompañante, helado de lúcuma con brownie.
    Y mientras contemplábamos el bello mar de huacho sumido entre la blanca y tenue neblina, el silencio era tan cargado de palabras sentimientos e inquietudes que dije:
    “¡Oh Tiempo, oh Todavía preñado de inminencias! Tú me acompañas en la senda fría, tejedor de esperanzas e impaciencias”
    Y le pregunté: “¿Está leyendo a algún libro en estos días?”
    Sin dejar la sonrisa encantadora ella dijo: “Estoy leyendo algo bíblico: Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque revientan los odres y se pierde el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos”;
    Y añadió: “Lamentablemente tengo que irme señor Negrito del Batey, me encantó conocerlo, salgo hoy hacia Arequipa y tardaré un mes en regresar” y apretando cordialmente mi mano entre las suyas, mirándome a los ojos dijo:
    ” Créame señor que me voy renovada por la alegría de haberlo conocido personalmente, lo leemos frecuentemente en el blog … y al volver espero acepte la invitación a mi hogar donde encontrará sincera amistad de mis padres, esposo e hijos”.
    Y renovado yo, con odres nuevos en mi espíritu, las vi alejarse presurosas por las gradas que dirigen hacia la salida del Centro Comercial.

    ——————————————————————————————

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s