Paraíso natural: Las Albuferas de Medio Mundo

MEDIO MUNDO.- Una caminata a la Albufera de Medio Mundo, estación obligada de aves migratorias ha organizado el gobierno regional de Lima, con motivo del Día Mundial de los Humedales, que se conmemorará este jueves 02 de Febrero. La iniciativa es promovida a través de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, con la finalidad de crear conciencia en la población sobre la importancia de preservar la biodiversidad. Los humedales no son sólo lugares de descanso y recreación, sino también fuentes de agua que estabilizan el clima.


En Lima Provincias existen cuatro humedales costeros: Puerto Viejo (distrito de Chilca), Santa Rosa (valle Chancay, en Huaral), Paraíso (Huaura) y el área de conservación regional albufera de Medio Mundo (Huaura).

La Albufera de Medio Mundo es uno de los principales atractivos naturales de la Región Lima, debido a su cercanía al mar, su gran biodiversidad y por ser estación obligada de aves migratorias. Estas potencialidades la convierten en una interesante oferta de turismo de naturaleza.

La Albufera de Medio Mundo se ubica entre los kilómetros 150 y 175 de la carretera Panamericana Norte, en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, en la Región Lima. La laguna tiene una extensión de 206.10 ha y la parte pantanosa 55.40 ha. El largo es de 5.78 km con un ancho que varía de 165m a 525 m. La superficie total es de 687.71 hectáreas.

La cubeta de la laguna está formada por una superficie plana con algunas depresiones hasta 14% siendo muy notorio en el lado Este de la laguna. La mayor parte es fangosa, en cambio, la misma subzona del lado Oeste tiene un corte más brusco, llegando a algunos puntos a una inclinación de 40-70 % siendo de material compacto. El color de los suelos va del pardo gris al pardo gris oscuro.

La Albufera proporciona en la actualidad a los lugareños una fuente importante de materia prima para la elaboración de artesanías en totora y junco, cuya actividad permite el sostenimiento de las familias que se dedican a su comercialización.

Los pobladores de la zona, desde hace centurias dependen de esta importante fuente de recursos, los totorales y juncales. Sus sembríos proporcionan beneficios a los lugareños; sin embargo, su explotación no está siendo manejada sosteniblemente, lo que ocasiona impactos ambientales en este ecosistema, por ejemplo debido a la quema de totora como mala practica de preparación de cultivos. Esta actividad es aún meramente extractiva.

Por su belleza paisajística, flora y fauna, la Albufera de Medio Mundo también posee un alto potencial turístico. Las características de su paisaje le son brindads por la riqueza de su ecosistema, siendo visitarda por una cantidad creciente de turistas nacionals y extranjeros, algunos de ellos los llamados “bird-watchers” quienes gozan de observar, estudiar y fotografiar la belleza del entorno visual integrado por el comportamiento de las diferentes variedades de aves, y por su ecosistema circundante. Por todos estos motivos existe el antecedente de haber sido declarada Zona de Reserva Turística Nacional mediante Resolución Suprema 237-83 ITI/TUR.

Además de ello, como actividad turística sostenible existe el potencial para desarrollar ingresos económicos a través de temporadas de campeonatos deportivos acuáticos, competencias en caballitos de totora, remo, kayac, velero, buceo, natación y pesca.

El reconocimiento de esta zona como un atractivo altamente turístico es conocido por muchas personas y empresas dedicadas a dar servicios de traslado y visita guiada. La Albufera de Medio Mundo constituye un ecosistema frágil y rico en su variedad. Proporciona a los lugareños una fuente de materia prima para la elaboración de artesanía en totora y junco, cuya actividad permite el sostenimiento de las familiar que se dedican por decenios a su comercialización.

#albufera-medio-mundo