Norte Chico: la despensa de Lima

Los valles del Norte Chico son generosos en productos que el mundo ya reconoce, como su pimiento del piquillo


HUACHO.- En el Norte Chico existen hoy en día caletas y playas ricas en productos marinos, y desde luego fructíferos valles. Representa la zona de mayor superficie agrícola en el departamento de Lima; para decirlo en términos coloniales, nos encontramos ante la que es prácticamente la despensa de Lima: si la sierra no pudiera proveer a la capital, el norte chico cumpliría ese papel.

Los valles de Barranca, Huaura y Huaral – junto con Cañete, al sur- son los más productivos: de ellos proviene el 85 por ciento de las manzanas peruanas, el 66 por ciento del camote y el 59 por ciento de los tomates. También la actividad ganadera goza de excelentes condiciones. No resulta desatinado considerar a esta zona, que comparte un pasado común desde el periodo prehispáncio, y además una geografía donde predomina el desierto costero, como un solo conjunto.
Fuente: La cocina norteña de Gastón Acurio.

El norte de Lima fue modificándose tras la llegada de los españoles: estos decidieron establecer encomiendas y repartimientos -sistemas de explotación de tierras muy comunes durante el Virreinato- alrededor de Huacho.

Huacho ha sido, desde siempre uno de los lugares entrañables de nuestro Norte Chico. No se ha desayunado bien hasta haber desayunado aquí.

El Norte Chico, es todavía una caja de sorpresas para los limeños. La razón : estos se acostumbraron a buscar el escape de la rutina y el estrés en el sur, y es por ello que las playas sureñas han tenido un desarrollo importante. Muchas playas del norte, sin embargo, se mantienen aún en maravilloso estado virgen.

Además de sus playas el Norte Chico tiene en su gastronomía a un tesoro por descubrir, que se encuentra en sus huertas, en sus playas, en sus mercados y restaurantes.

De Chancay no debemos olvidar sus panes, salchichas y chicharrones al pie de la carretera, que nos ayudarán a llegar con energía a Huacho,  Aquí los esperamos con una preciosa campiña, con restaurantes campestres de gran calidad, donde se cocinan con orgullo platos típicos como la sopa huachana, y se prepara cuy o cebiche de pato.

En Puerto Supe y en Barranca no debemos dejar de probar los desayunos típicos, de huevo revuelto y salchicha de Huacho con chicharrones y tamales, para luego acudir sin dudarlo, a unos de los mejores restaurantes del Norte Chico: Tato. Allí usted podrá regalarse con el tacu tacu más grande y  más rico del mundo. Relleno con tortilla de pescado y picante de mariscos, este tacu tacu es el orgullo del buen Tato, un hombre que un día, tras años dedicados al difícil oficio de capitán de barco, decidió regresar a su tierra. Se instaló en pleno malecón y no solo empezó a preparar estos enormes tacu tacus: también dio a conocer la tierra que es razón de sus días.

Este es solo un pequeño recorrido por el Norte Chico, una tierra que en los próximos años dará mucho de qué hablar. Una enorme y riquísima zona, cuya gente finalmente empieza a descubrir cuáles son los senderos que los conducirán hacia el bienestar, y a los visitantes como nosotros, hacia el placer de disfrutar sus paisajes, sus costumbres, su sazón.

#barranca, #canete, #chancay, #gastronomia, #huacho, #huaura, #norte-chico, #provincia-de-barranca, #provincia-de-canete, #provincia-de-huaura, #provincia-de-huaural