Entrevista exclusiva al neo-sacerdote huachano Frank Suárez Minaya

Padre FrankHuacho.- Frank Alexander Suárez Minaya ha sido ordenado sacerdote el sábado 17 de julio, por manos del Obispo de Huacho, en nuestra Iglesia Catedral. Se trató de un evento histórico, ya que desde hace décadas no se registran ordenaciones de sacerdotes diocesanos oriundos de Huacho mismo. En este reportaje exclusivo huacho.info tiene a bien presentar a los lectores una entrevista con el neo-sacerdote. Al fondo del artículo encontrará también su detallada biografía.

Entrevista a Frank Alexander Suárez Minaya

Tú eres uno de los pocos sacerdotes diocesanos nacidos en Huacho: antes que nada ¿Qué recuerdos te llevas de tu barrio de Amay?
Las celebraciones en torno al Señor de la Ascensión, ya que la procesión pasaba frente a mi casa, y junto con mi madre le seguíamos hasta su capilla.
De modo particular recuerdo un diálogo con mi madre, hacia mis 07 años:
«”Mamá, ¿Quién es ese?” “Es Jesusito”. “¿Y qué está haciendo?” “Sube al cielo” “¿Y para qué va hacia allí?” “Para esperarnos a que vayamos con él”…»
Ella se me ha adelantado. Yo sigo esperando, con toda esperanza.

Tu vida de fe juvenil se ha desarrollado en la parroquia de la Catedral de Huacho: ¿Qué sacerdotes o que personas en particular te han ayudado en tus opciones decisivas?
Los sacerdotes que vivían allí supieron inspirarme un ideal, no diciéndomelo sino viviéndolo. Eso es lo que absorbí, gracias a Dios.
Personas especiales, ninguna prefiero mencionar. Opto por que sus historias se conserven en la sola mente de Dios, en su tierno Corazón, para que así no se aminore en nada los méritos alcanzados ante él. Cada uno de los que se me han cruzado en mi corta vida han dejado huella, buena huella. Todos han tenido limitaciones, y eso es normal. Lo especial es que a pesar de ellas, procuraban vivir desde la fe. Más aún, el ver a personas rezar por aquellas que tal vez ni conocían, sí que alentaba. Así, percatarme de la oración constante de la gente por el aumento y fidelidad de las vocaciones sacerdotales fue siempre un aliento en mi caminar. Mi vocación es fruto de tantos avemarías elevados a Dios en favor mío.

Ordenación sacerdotal el 17 de julio, primera santa misa, muchas invitaciones: ¿Qué es lo que te hizo más feliz en estos días de ordenación sacerdotal?
Ver la alegría de los que se alegraban por mi causa. Se alegraban por tener un nuevo sacerdote, y de su mismo pueblo. Por ejemplo, un familiar se sorprendió por el entusiasmo que mostró una señora el día de mi ordenación. Le preguntó si me conocía, y dijo que no, pero el saber que era huachano, igual que sus padres y sus hijos, le llenaba de gozo el corazón. Eso significa que muchos no se alegraban simplemente por mi persona sino por el don, el don del sacerdocio, y que Dios ha dado a este pueblo. Ruego para que esa alegría se haga cada vez más frecuente.

Dentro de pocos días dejarás nuestro país para prepararte para tu licenciatura: ¿Qué vas a estudiar? ¿En dónde? ¿Para que servirá esa ulterior preparación?
Estudiaré Derecho Canónico, la legislación propia de la Iglesia Católica, gracias al cual se ensambla toda la estructura visible de la misma.
Mis estudios de licenciatura los realizo en Valencia, España, en el IDEC (Instituto Diocesano de Estudios Canónicos), que está agregado a la Universidad Lateranense de Roma.
Para asesorar al Obispo, sacerdotes y fieles sobre la dimensión jurídica de la Iglesia, en temas desde el administrativo (partidas, decretos, estatutos), sacramental (requisitos, impedimentos, efectos), patrimonial, hasta el procesal-penal, tanto de sacerdotes como de las asociaciones parroquiales.

Hoja de vida: de lustrabotas a sacerdote

Frank Alexander Suárez Minaya nació en la ciudad de Huacho el 25 de julio de 1982. Fue el segundo y último hijo matrimonial de Felipe Suárez Cervantes y Consuelo Minaya Díaz, viviendo en Huacho, calle Augusto B. Leguía, cruce con Leoncio Prado.

Recibió el bautismo el 25 de julio de 1987 en la parroquia de “La Santa Cruz” de Cruz Blanca, Santa María. La Primera Comunión la recibió el 16 de octubre de 1997, y el 22 de noviembre del mismo año recibió la Confirmación, ambos en la Iglesia Catedral, parroquia “San Bartolomé”.

El año 1987 inició sus estudios en la Cuna Jardín Nº 86. En 1988 y 1989 estudió en la I.E. Ntra. Sra. de Fátima, terminando la primaria en el año 1993 en la I.E. Nº 20986 San Martín de Porres. Recibió la educación secundaria en la I.E. Mercedes Indacochea Lozano de 1994 a 1998, años entre los que también realizó estudios en las Academias Pre-Universitarias “Fátima” y luego “Columbia”.

En razón de la enfermedad y posterior fallecimiento de su madre –con el consentimiento previo y constante de su padre–, abandonó la casa paterna hacia mediados de 1994, con doce años de edad, para laborar y procurar su sustento. Recibió el apoyo de la familia, deun compañero de estudios, y luego de otros familiares cercanos y personas de buen corazón.
Durante su adolescencia se desenvolvió en oficios y trabajos eventuales, incluso anecdóticos: fue cobrador de combi, lavaplatos, lustrabotas, cuidador de ganado vacuno, hizo limpieza de casas, fue niñero (un mes), ayudante de decoradores de locales para eventos sociales, y encargado de la casa parroquial de la Catedral, su último trabajo, en el cual se clarificó su inquietud vocacional.

Llegó a la vida parroquial de la Parroquia “San Bartolomé” en el año 1995, por invitación de un amigo de estudios, ingresando a la Hermandad del Santo Sepulcro. Desde 1996 pidió y recibió ayuda del Comedor San Urbano. Tras prepararse y recibir la Primera Comunión y Confirmación, en 1998, ingresó a la Comunidad “Vida”, y ayudó en el Grupo de Liturgia. Luego se incorporó al Grupo “Aguiluchos”, participando en la obra de Teatro “Jesús de Nazareth”, de Semana Santa. En el verano de 1999, junto con otros jóvenes, fue voluntario en el Programa de Solidaridad “Vamos a la Playa” (VAP), que acompaña a niños pobres de los conos de Lima capital, y llevado a cabo por la Parroquia San Felipe Apóstol de san Isidro.
Fue allí donde surgió la primera inquietud vocacional, y ya que obtuvo un trabajo como lavaplatos en la misma capital, buscó orientación en un grupo parroquial de Magdalena del Mar, pero que abandonó a fines del año, al regresar a Huacho.

El año 2000, por invitación de su párroco, trabajó en la Casa parroquial de la Catedral, en la limpieza y cuidado de la misma, viviendo junto a los sacerdotes. Ese año fue catequista de confirmación, y también monaguillo, junto a otros jóvenes. Asistía a Mons. Emilio Cuadros Vega en las misas dominicales. Recibió la amistad y la orientación vocacional que requería, por parte de fieles y sacerdotes, por lo que decidió abandonar tanto su trabajo, su parroquia, Hermandad, proyectos académicos y otros compromisos, para ingresar al Seminario en febrero del 2001, el 14 de dicho mes.

Entre los años 2002 y 2004 cursó los estudios de Filosofía en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y, con apoyo de un docente, asistía también a conferencias y cursos libres de dicha materia, organizados por la Pontificia Universidad Católica del Perú. El 2005 fue enviado al Seminario Menor de la Diócesis, recién fundado, ubicado en Huaura, para apoyar en el área de secretaría académica del mismo, y en el acompañamiento de los menores formados allí. Finalmente, entre el 2006 y 2009 realizó los estudios de Teología en la FTPCL, obteniendo el bachillerato canónico en Teología.

Recibió la formación como seminarista en diversos seminarios diocesanos y religiosos en la ciudad de Lima, ya que nuestra diócesis no cuenta con un Seminario Mayor en el mismo Huacho. Así, de 2002 a 2004 vivió en el Seminario-Convictorio San Pablo, de la diócesis de Tarma, ubicado en Magdalena del Mar; los años 2006 y 2007 se formó en el Seminario Mayor “Casa de San José”, de los Oblatos de San José, en la Victoria. Finalmente, terminó su formación como seminarista en una casa formativa de nuestra diócesis, ubicado en el distrito de Jesús María, llamada “Casa San José”.

Ha sido ordenado diácono el 15 de agosto del 2009, y luego fue enviado a la ciudad de Valencia, España, para obtener la licenciatura en Derecho Canónico (la legislación de la Iglesia Católica). Ha sido becado por el Colegio-Seminario Mayor de la Presentación de la Virgen y Sto. Tomás de Villanueva, de Valencia, en el que ha vivido todo el curso 2009-2010, y es gracias a dicha institución, que data del siglo XVI, que podrá seguir estudiando hasta obtener el grado académico de licenciado, en el Instituto Diocesano de Estudios Canónicos de Valencia, agregada a la Pontificia Universidad Lateranense de Roma. Durante este último
año ha colaborado también, cada fin de semana, en la parroquia Ntra. Sra. de Loreto de Javea, España, acompañando al párroco sacerdote.

Ha sido ordenado sacerdote el sábado 17 de julio, por manos del Obispo de Huacho, en nuestra Iglesia Catedral.

#diocesis, #entrevistas, #frank-suarez-minaya, #huacho, #iglesia