Total Chalaca jugaría en Huacho

HUACHO.- A estas horas, todo indica que Total Chalaco dejará de ser del Callao para fungir de local en nuestra ciudad. Hace una semana, parte del comando técnico, con el propio Valencia a la cabeza y secundado por Oscar Ibáñez, se apersonó al estadio Segundo Aranda Torres para ver sus instalaciones y al parecer quedó a gusto con estado del campo del remozado recinto huachano.
Fuente: Paúl Arrese – De Chalaca.

Haciendo memoria no sería la primera vez que un cuadro chalaco -o teóricamente chalaco, en el caso del Total- haga las veces de local en en el Segundo Aranda Torres de Huacho. Sport Boys jugó allí de local varias veces en la temporada 1973, y luego lo hizo por última vez el 21 de mayo de 1995, cuando recibió a Deportivo Municipal por la fecha 13 del Descentralizado. En aquella ocasión, el encuentro terminó igualado 2-2. Luego, en la década que pasó, el propio Municipal, César Vallejo, Unión Huaral y Deportivo Wanka fungieron en variadas ocasiones como locales en la tierra de la salchicha.

Más de un hincha recordará, sobre todo, las actuaciones de Huaral en el recinto huachano, que no hace mucho era un estadio vetusto con un campo de juego en deplorable estado. Pero esto ha quedado en el pasado: la remodelación incluyó la construcción de nuevos camerinos y servicios higiénicos, el cambio de las mallas olímpicas, la ampliación de la tribuna de occidente y la remodelación del perímetro y de la zona de ingreso al Segundo Aranda Torres. A su vez, se le dio un mantenimiento al campo de juego y se estuvo evaluando la posibilidad de un nuevo sembrado del césped. Habría que ver si el recinto está en condiciones de recibir la visita de clubes con gran arraigo, casos de Universitario y Alianza Lima, más en términos de aforo y resguardo policial tanto dentro como fuera del estadio.

En realidad, la opción de ver de cerca a los “grandes” es un factor clave para que un aficionado ávido de fútbol como el huachano pueda identificarse con el equipo, algo que no ocurrió en los últimos experimentos de clubes ajenos.

En Huacho queda aún el recuerdo del emblemático Juventud La Palma, actualmente en Segunda División de la Liga Distrital, y hoy las pasiones de la afición están divididas entre el Juventud Barranco y el Anselmo Bazalar, los dos representantes más importantes en la Copa Perú.

A esa ciudad llega Total Chalaco, que parece no tener un rumbo fijo. Un club donde los directivos dejan el cargo y lo dejan como un barco a la deriva en altamar. Muchos ya presumen que terminará siendo el gitano dentro del futbol peruano, migrando de un lado a otro sin tener en claro dónde será local. Quizá un huachano sepa si eso solo es un mal augurio.

#deportes, #futbol, #huacho